Seis errores que cometemos al lavarnos el pelo

Por DeSancho No hay comentarios
Home  /  Blog  /  Seis errores que cometemos al lavarnos el pelo
Seis errores que cometemos al lavarnos el pelo

Lo hacemos sin darnos cuenta, pero lo hacemos. Al lavar el pelo, en general cometemos errores que hacen que el cabello se deteriore. Son pequeños detalles que realizamos de manera automática y rutinaria, pero que contribuyen a que el cabello tenga peor aspecto cada vez que lo lavamos.

Estos son los errores más comunes que cometes cuando te lavas el pelo. ¿Quieres saber cómo solucionarlos?

1.- Lavar el cabello a diario

El cabello termina por estar reseco y debilitado, con mayor frizz y tendencia a caerse. Para mantenerse saludable, el pelo crea sus propios aceites. Con los lavados diarios se eliminan.

Solución: espacia el tiempo entre lavado y lavado. Cada 2 ó 3 días es suficiente. Si tienes un pelo muy graso, utiliza champús en seco, (en spray) aplicados cerca de las raíces y moldea con el secador a baja temperatura.

2.- Utilizar agua demasiado caliente

Cuando hace frío apetece ducharse con agua caliente. Las cutículas del cabello se abren por el efecto del calor y el pelo se vuelve más vulnerable, perdiendo su brillo.

Solución: realiza el último aclarado con agua tibia o fría. Así las cutículas se sellarán haciendo que el cabello recobre su brillo natural. Un truco: si no estás dispuesta a usar agua fría, mezcla una taza de vinagre de manzana con dos tazas de agua y aplícalo sobre la melena una vez limpia y acondicionada.

3.- Hacer del aclarado un mero trámite sin importancia

Enjuaga el pelo de la forma correcta. Si no, la caspa y la sensación de picor no tardarán en aparecer.

Solución: dedica un tiempo a enjuagar bien el cabello asegurándote de que no salga espuma tras el último aclarado. Sin embargo, no conviene que el pelo permanezca durante mucho tiempo expuesto al agua, sobre todo si ésta tiene mucha cal. El pelo teñido es más propenso a absorber agua, que luego soltará, arrastrando a su vez parte de los pigmentos de color, por lo que no conviene prolongar el aclarado innecesariamente.

4.- No dar el necesario valor al champú

El cabello se acaba habituando a un tipo de producto, haciendo que con el tiempo, éste  pierda parte de su efectividad.

Solución: utiliza el champú más adecuado a tu tipo de pelo y no el de la oferta del supermercado. ¡Y no te pases! Usa la cantidad adecuada y aplícalo especialmente sobre el cuero cabelludo.

5.- Tratar las puntas del mismo modo que el resto del cabello

Si no tienes un especial cuidado con ellas, acaban debilitadas y abiertas.

Solución: evita lavarlas aplicando mucha fuerza y trátalas con delicadeza.

6.- No utilizar los productos adecuados

Hemos hablado del champú pero no olvides el acondicionador, la mascarilla, el sérum y otros productos idóneos para conservar la buena salud de tu cabello.

Solución: no te saltes el acondicionador. Aplícalo desde el medio largo hasta las puntas y conseguirás que el cepillado sea más fácil y sin roturas.

En Desancho Estilistas podrás divertirte, cambiar y probar las tendencias de moda. ¿Te gusta un estilismo de pelo? ¡Lo personalizamos para ti!

Desancho Estilistas: Servicios de peluquería y estética pensados para ti

Categoria:

  Blog
Este artículo Fue compartido 0 veces
 000